Archivo de la etiqueta: Granada

Estancias contra el tiempo

Esas letras de sueño o cal, los ocres y los azules, los versos, la catedral y la Alhambra bien podrían, José Manuel, anticiparse a este blog, o a este libro, en que la obra original del artista aspira a ser parte consustancial del volumen, como lo es de la bitácora. Ambiciona formar parte de él siendo aun obra única, con sus relieves, sus colores y sus texturas.

En esta filosofía del nuevo libro, del blog, del ideario de ideas y de formas, la obra original otorga un nuevo concepto a la vieja noción de la lectura. Ahora es posible, así, integrar en las páginas escritas, como parte de un todo, como pieza del mismo relato, un pliego de tactos inverosímiles, un grabado convenientemente firmado y numerado, una estampa única.

Los versos de Lorenzo Higueras a la catedral:

Susurra
como las sombras que susurran
como una sombra de otras sombras
como sombra de sombra que alojara
la materia prima o el discurso

Y a la Alhambra

Letras de sueño o cal
edifican clementes
estancias contra el tiempo

pretenden constituir, junto a otros soportes y otros géneros y estilos, un solo cuerpo, literario y artístico, en el que la historia, se diría, adquiere formas con distintas sintaxis. Comunicación, al fin y al cabo, en la consideración de que no sólo la palabra es el único cauce expresivo.

Susurra | como las sombras que susurran | como una sombra de otras sombras | como sombra de sombra que alojara | la materia prima o el discurso
Susurra | como las sombras que susurran | como una sombra de otras sombras | como sombra de sombra que alojara | la materia prima o el discurso

**José Manuel Peña

Seguir leyendo Estancias contra el tiempo

El tranvía

El tranvía

Autor: Enrique Villar Yebra

Villar Yebra nos dejó para nuestra memoria, aquella Plaza Real por la que pasaba el tranvía —amarillos y azules en ese vértigo de la luz que nos emparenta con los recuerdos— y por la que pasaba la vida de la ciudad dejando su huella en las estampas, en las fotografías y en los libros, como una película en celuloide añejo a la que hemos añadido color fotograma a fotograma, y ahora, ya luminosa, se nos antoja tan distinta de lo que acaso fue. Pero ocurre que el arte y la literatura no son meros instrumentos de recreación de la realidad. A menudo nos aportan realidades nuevas. Y otras veces apenas llegan a sugerirnos siquiera la dura realidad que nos circunda.

En una mañana de un libro que aún no he leído

Puerta Real. Una día cualquiera de la Feria del Libro. Primavera de 2009.

—”¿Qué?¿Cómo andamos hoy?¿Y esas piernas?”
Se acerca a mí desde el fondo del local al tiempo que se arremanga y saca la libretilla gastada y el bolígrafo del mandil, e intercambiamos una mirada cómplice.

— “Lo mismo de siempre”, le digo manteniendo la sonrisa.

En la mesa de al lado se sienta Manolo, como cada día, desde hace ya no sé cuantos años. O tal vez son semanas, que la edad se ha instalado en su cuerpo y ya no se la sacude ni con el bastón. Le gusta abrir el periódico con la paciencia infinita del que no tiene prisas por la vida, que ya la vida le ha dado de sobra y ahora es él quien le da las gracias por los días extra. Lee en voz baja, para sí mismo, y masculla entre dientes esos “deslices” que ya no es capaz de tolerar, a su edad. Con gesto pausado, se lleva el pulgar a la boca y se lo empapa para adherirse las hojas grises del Ideal. Seguir leyendo En una mañana de un libro que aún no he leído